En el Cottolengo, se sigue dando apoyo a más de 175 enfermos que ahí se albergan. Debido a la baja de muchos trabajadores y a las circunstancias actuales, hay gran necesidad de voluntarios. Se buscan voluntarios que se pudieran hospedar una semana (costes a cargo del Cottolengo) para ayudar a las hermanas a levantar enfermos y darles el desayuno a partir de las 7:30h, darles cena y acostarlos a las 18:00h. La ayuda es intensa pero concentrada en momentos del día por lo que hay posibilidad de seguir las clases o teletrabajo.

¡Hoy más que nunca se necesita tu ayuda! Si estás interesado puedes ponerte en contacto conmigo o inscribirte directamente en el link adjunto. 

Uri Ginebra

Categorías: Apostolado

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *